Hoy se lanza un satélite argentino que anticipará inundaciones, sequías e incendios

0

El Saocom, de 3 toneladas de peso y fabricado íntegramente en el país, servirá para generar sistemas de alerta temprana de inundaciones elaborar mapas de riesgo de enfermedades de los cultivos, vigilancia del mar argentino frente a la pesca ilegal, y también para dar soporte a la gestión de emergencias ambientales.

Desde hace dos décadas, Argentina integra el exclusivo “club” de naciones capaces de construir satélites y demostró que los SAC A, SAC-C, SAC-D/Aquarius y los Arsat 1 y 2, “made in Argentina” funcionan, son confiables y cumplen sus objetivos con creces (el SAC-C tenía una vida útil de 5 años y cumplió 13 años operando en el espacio).
Ante el inminente despegue y puesta en órbita de un nuevo satélite argentino, las expectativas crecen y la ansiedad se multiplica. Y es que después de haber construido satélites meteorológicos o de comunicaciones, el desafío y la apuesta se multiplicó con la finalización del SAOCOM 1-A (Satélite Argentino de Observación Con Microondas), el más complejo construido en la Argentina, que será lanzado desde un cohete Falcon 9 Block 5 de la empresa SpaceX, desde una base militar en California, Estados Unidos hoy a las 23.21.
La nueva misión espacial argentina consiste en la constelación SAOCOM 1, compuesta por dos satélites idénticos, denominados A y B respectivamente. Fueron especialmente diseñados para proveer información en cualquier condición meteorológica, tanto de día como de noche, a través de microondas en banda L.

Estas características hacen a estos satélites de observación especialmente útiles para prevenir, monitorear, mitigar y evaluar catástrofes naturales o antrópicas; para aplicaciones en agricultura como humedad de suelo, índices de vegetación y control de plagas; aplicaciones hidrológicas, costeras y oceánicas; aplicaciones en nieve, hielo y glaciares; en estudios urbanos, de seguridad y defensa, entre otras áreas de interés productivo.

Los satélites SAOCOM fueron especialmente diseñados para detectar la humedad del suelo y proveer información en cualquier condición meteorológica u hora del día, porque su frecuencia de microondas atraviesa las nubes y porque la antena es la fuente de iluminación propia a bordo.
Por este motivo, puede “ver” aunque esté nublado, y obtener información tanto de día como de noche. Estas características los hacen especialmente útiles para prevenir, monitorear, mitigar y evaluar catástrofes naturales o antrópicas para aplicaciones en agricultura como humedad de suelo, índices de vegetación y control de plagas; aplicaciones hidrológicas, costeras y oceánicas; aplicaciones en nieve, hielo y glaciares; aplicaciones en estudios urbanos, de seguridad y defensa; entre otras áreas de interés productivo.
Share.

Deja un comentario