Malvinas: “Olvidar a los caídos es matarlos dos veces”

0

Con 47 años de antigüedad en el comando especial Anfibio de la Fuerza Marina de la Armada Argentina, Carlos Eduardo Cequeira (63) fue el primer Capitán de Navío en pisar las Islas Malvinas el 1 de abril de 1982. Rememoró el acontecimiento en una visita a la Capital de la Araucaria, donde fue de visita, cautivado por la belleza de Misiones e invitado por una familia del pueblo.

Fue en ese marco que Carlos compartió su experiencia en aquellas tierras frías y lejanas cuando Argentina combatió con Inglaterra por la soberanía de las islas, guerra de la que hoy se cumplen 36 años.

A los 27 años este hombre se enfrentó a uno de los mayores acontecimientos de su vida, sin tener noción de que estaba siendo partícipe de un hecho relevante para los argentinos. La fecha sin dudas marcó un antes y un después en la historia del país, pero en forma particular en la biografía de quienes estuvieron en ese operativo.

Carlos pisó las islas Malvinas el 1 de abril a las 21, en Puerto Enriqueta. “Malvinas fue una operación sorpresa. Si bien nunca nos dijeron que íbamos a Malvinas, sabíamos que era una operación en la que nos exigían tomar un cuartel y una casa de gobierno. Nos dividimos en grupos de combate, el mío se llamaba Cachiyuyo”, rememoró Carlos, que nació el 1 de enero de 1955 en Santiago del Estero.

Una de las características de la misión fue que no podían causar bajas, no podían atacar, por lo que eran más propensos a ser atacados por el enemigo; esto formaba parte de una estrategia que Cequeira explicó: “Negociar causando bajas inglesas era mucho más difícil, con lo cual nosotros teníamos que arriesgarnos a ser eliminados pero tratando de no eliminarlos a ellos”.

El jefe de la embarcación, Pedro Giachino, fue compañero de Carlos, y ambos dependían el uno del otro para sobrevivir. En un kayak desarmable proyectado desde el submarino desembarcaron para dar inicio al operativo. Contaban con un visor nocturno de origen británico que se podía utilizar en forma pasiva o activa. “El pasivo amplía la iluminación con la que se cuenta, ya sea de la luna, las estrellas; el activo emite una señal infrarroja con mayor claridad pero cuando emite esa señal, otro visor usándolo en pasivo te puede detectar. Los ingleses se equivocaron en el modo en que lo utilizaron y próximo a la playa donde teníamos que desembarcar detectamos sus señales y variamos de playa. En lugar de desembarcar en la prevista lo hicimos en una a unos 500 metros”, detalló el ex combatiente.

El lugar resultaba muy difícil, había poca luz, por lo que los reflejos auditivos debían estar muy bien entrenados. Una vez que lograban asegurar la playa se procedía con el operativo para el que desembarca el grueso de los comandos. Esto se desarrolló siguiendo rigurosas normas, procedimientos, técnicas y estrategias. En el transcurso de esa operación tres camaradas fueron heridos. Giachino fue trasladado a un hospital donde falleció desangrado.

El momento más duro de recordar y afrontar está relacionado con la pérdida de un compañero. De este comando donde estuvo de forma permanente hubo muchos desaparecidos y heridos; algunos fueron encontrados días después, pero también ver a sus camaradas con agresiones de todo tipo es un trago amargo en la memoria de estos guerreros.

“Prohibido olvidar”

“Lo más difícil para nosotros fue aceptar que teníamos dos heridos y un muerto, eso fue muy difícil. También ser agredidos, bajar la cabeza. En un mercado nos tiraban de todo, nos escupían el uniforme, por eso se prohibió el uso. Salíamos de civil para no pasar esos malos momentos, eso nos hizo sentir muy mal porque fuimos a entregar nuestra vida por el país. No fuimos a perder una guerra, fuimos a cumplir una voluntad y la cumplimos lo mejor que pudimos y perdimos por horas, por muy poco”, lamentó Cequeira.

Respecto al acompañamiento del Estado después de la guerra, sostuvo que “los conscriptos sufrieron mucho más que nosotros, nadie lo sufrió por igual porque las personas son diferentes. En mi caso y de otros compañeros pienso que los mecanismos de contención funcionaron porque nos entrevistaron distintos profesionales”.

El hombre aseguró estar dispuesto a volver a Malvinas en caso de ser necesario; porque para eso fueron entrenados, para dar la vida por el país, por lo que la mayor satisfacción es cumplir con la palabra y la peor paga a esa gran entrega es el olvido.

“Cuando hacemos un juramento, lo hacemos de palabra, y la prueba está en Malvinas, donde muchos se quedaron allá para dar fe a lo empeñado. Hay que recordarlo y nunca olvidarlo, porque olvidar a quienes quedaron allá es matarlos dos veces. Esta fecha no debe ser modificada por ningún motivo. Volvimos con el espíritu siempre arriba, listos para ser empleados cuando la nación lo pida”, aseveró Carlos.

Actos en localidades misioneras
Posadas
• 8: Izamiento del pabellón nacional en la Plazoleta Malvinas Argentina (Av. Quaranta y Lavalle).
• 8.30: Acto en el Monumento a los Caídos y Veteranos de Guerra (Costanera de Posadas).

Eldorado
• 10: Acto central de la provincia y desfile cívico militar (Av. San Martín Km 9)
• 18.30: Eldorado rinde homenaje a los héroes de Malvinas, con mas de 50 músicos y repertorio sinfónico, en la Iglesia Espíritu Santo Km 9

Wanda
• 9: Acto en la Plazoleta Malvinas Argentinas del Barrio 80 viviendas

Montecarlo
• 8.30: Ofrenda floral al pie del mástil en homenaje a los caídos en la Guerra de Malvinas, en la plaza San Martín.
• 9: Acto en la Escuela Nº 906 del Barrio Malvinas.

San Vicente
• Acto en la Plazoleta Las Malvinas. En caso de lluvia se realizará en el Polideportivo Municipal

San José
• 16: El acto se hará llevará a cabo mañana en la Plaza Malvinas.

Share.

Deja un comentario