México es líder en Latinoamérica en estrategias de conservación para la protección del jaguar

0

El jaguar es uno de los tres felinos más grandes del mundo y solo habita en el continente americano. México, con su estrategia de conservación, se posicionó como “líder en Latinoamérica para la protección de la especie”, según el experto Gerardo Ceballos, de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Ceballos, investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), anunció los avances del segundo Censo Nacional del Jaguar y declaró que desde 2011 se ha identificado una población aproximada de 4.000 jaguares en México, la cual “se ha mantenido y probablemente ha aumentado”, añadió.

“El primer censo de jaguar se hizo entre 2009 y 2011 y fue la primera vez que se realizó para México y Latinoamérica”, dijo en entrevista con la agencia internacional EFE.

México no es el país que cuenta con mayor cantidad de jaguares, ya que lo superan Brasil, Perú, Bolivia, y Ecuador, pero es líder en temas de conservación de la especie y es de los pocos países que tiene “una estrategia tan completa y bien articulada”, subrayó.

En 2016 se desarrolló en México la Estrategia Nacional de la Conservación del Jaguar que incluyó a la sociedad civil, comunidades locales dueñas de las tierras,gobierno, academia e iniciativa privada y logró formar grupos trabajo como la Alianza Nacional para la Conservación del Jaguar.

“Uno de los principales objetivos de la Estrategia es monitorear la población de la especie por lo menos cada 5 o 6 años”, expresó.

Del 2016 al 2018 se hizo el segundo censo, se definió la metodología, se usaron cámaras trampas, y se trabajó en colaboración con investigadores, gobierno y comunidades locales. El censo se hizo en 16 sitios de todo el país.

En México, el jaguar habita en toda la vertiente del Pacífico mexicano, desde el noroccidental estado de Sinaloa hasta el suroriental estado de Chiapas, y del lado del Golfo, desde el nororiental estado de Tamaulipas hasta el suroriental estado de Tabasco, y en la península de Yucatán.

Con el monitoreo realizado en los sitios de distribución “son alentadores los resultados y las poblaciones van en aumento entre un 10 y 20 %”, añadió el investigador.

Sin embargo, para poder saber exactamente el porcentaje de aumento, esperarán los resultados finales que se presentarán en junio próximo durante un congreso internacional sobre ecología y conservación del jaguar y otros felinos neotropicales.

El jaguar es el felino más grande y fuerte de América, y tiene poderosas mandíbulas que le permite cazar cocodrilos y grandes tortugas. Debido a un gen mutante y raro hay jaguares albinos totalmente blancos y otros totalmente negros.

Está prohibido usar esta especie con fines comerciales de acuerdo a Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES).

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza define el jaguar como una especie “cercanamente amenazada”, mientras que en México se lo reconoce como una especie en peligro de extinción.

El experto enfatizó que “a pesar de la situación tan complicada que está pasando el país, la articulación de políticas públicas y sistemas de conservación que involucren a la academia, a conservacionistas, iniciativa privada, gobierno y comunidades rurales es una manera clara de que se pueden hacer las cosas bien en el país”.

Aunque sigue latente la pérdida de hábitat, el conflicto entre el jaguar y el ganado; y la cacería ilegal, Ceballos destacó que la Estrategia para la Conservación del Jaguar avanza positivamente en México.

Señaló que se han identificado corredores biológicos en el país y áreas de reserva para que se mantenga la conectividad entre las poblaciones del jaguar.

Se ha avanzado en temas de políticas públicas, en la instrumentación del seguro ganadero y se han establecido casi 200 guardias que son gente local que se interesa en la conservación del jaguar.

 

Share.

Deja un comentario