Rusia denunció que Estados Unidos y Gran Bretaña quieren sabotear el Mundial

0
En medio de la tensión internacional por el envenenamiento del ex espía Serguei Skripal, el Gobierno de Vladimir Putin acusó a Estados Unidos y Gran Bretaña de intentar sabotear el Mundial de Rusia de este año. Así lo aseguró la vocera de la Cancillería rusa, María Zajárova, quien afirmó que ese el “principal objetivo” detrás de la reacción de estos países.

El caso revolucionó al mundo. El pasado 4 de marzo, Skripal y su hija Yulia fueron atacados con un agente químico conocido como “Novichok”, en la ciudad de Salisbury. Desde entonces, Rusia quedó en el ojo de la tormenta, ya que tanto Washington como la Unión Europea (UE) consideraron que el país estaba vinculado al ataque.

Mientras el ex espía sigue internado en grave estado y su hija se recupera de a poco, la respuesta no se hizo esperar. Reino Unido, Estados Unidos y otros 14 países de la UE expulsaron diplomáticos rusos como presión política.

“Mi impresión es que a todos les preocupa sacar a Rusia del Mundial. Usarán cualquier medio”, resaltó Zajarova en una entrevista con el Canal 5 de la televisión local. “Sus mentes están pensando solo en esa pelota y en que Dios impida que toque un campo de fútbol ruso”, aseveró la funcionaria.

En varias oportunidades, la vocera negó las acusaciones contra el gobierno de Putin. Y hasta declaró que la reacción de Reino Unido sobre el caso despertó “sospechas” sobre la implicación de los propios británicos. “El ocultamiento de información, el secreto en que se mantienen los detalles de lo ocurrido hace pensar en que en esto pueden estar implicados”, advirtió.

El ataque contra el exespía ruso

El 4 de marzo pasado, el exespía ruso Sergei Skripal y su hija Yulia fueron encontrados en estado crítico en el banco de un parque de la ciudad de Salisbury, en Inglaterra. Desde entonces, están internados. Según detalló The Independent, los médicos estiman que podrían sufrir daños neurológicos severos.

Skripal había sido condenado por el Kremlin por haber entregado información confidencial a los servicios secretos británicos (MI6) sobre agentes rusos encubiertos en Europa. Vivía en Inglaterra desde 2010, donde consiguió refugio. Mientras tanto, Londres acusó al gobierno de Vladimir Putin de estar detrás del ataque.

La primera ministra de Reino Unido Theresa May confirmó que el arma utilizada para intentar asesinarlos fue un “agente nervioso de grado militar, de un tipo desarrollado por Rusia”. El producto tóxico es conocido como “Novichok”.

“Hay muy poca información sobre la química que hay detrás de esto”, dijo a la agencia de noticias AFP la química y criminalista Michelle Carlin, de la universidad de Northumbria. La experta explicó que la gravedad de sus efectos parece ser mayor que la de los conocidos hasta ahora.

Share.

Deja un comentario